Buscando un regalo original para toda la vida? regala una estrella.

miércoles, 17 de febrero de 2021

Un regalo con historia, las figuras de Lladró

Seguro que en alguna ocasión te han llamado la atención esas figuras de porcelana que has podido ver en el aparador de tu madre o de tu abuela, pues esas figuras no sólo pueden tener un gran valor sentimental, sino que pueden llegar a costar un buen dinero, especialmente si dichas figuras están firmadas por la prestigiosa marca Lladró.

Caballos de Lladró

¿Qué son las figuras Lladró?

Las figuras de Lladró, elaboradas a mano en Valencia, son mundialmente conocidas por su belleza y su perfección, llegando a un nivel de detalle realmente asombroso. Lladró es un fabricante de porcelana no demasiado antiguo, ya que comenzó su andadura en la década los años 50, pero sus maravillosas esculturas han captado la atención de amantes de la belleza y coleccionistas de todo el mundo. Casi todas ellas son pintadas en brillantes colores pastel, y encarnan el romanticismo y las emociones humanas más entrañables. Tanto es asi que muchas piezas de Lladró son los artículos más preciados que podemos encontrar en las salas de estar de los hogares, siendo, en muchos casos, un artículo altamente apreciado por los coleccionistas de arte. Tanto es así, que son muchos los museos que cuenta con piezas únicas entre sus colecciones.

Lladró en la historia

Fundada en 1953 por los hermanos Juan, José y Vincente Lladró, Lladró comenzó siendo una empresa familiar donde los hermanos dedicaban parte de su tiempo. Al principio, se empezaron vendiendo cerámica funcional de porcelana, fundamentalmente jarrones, en el mercado local. No fue hasta 1955 cuando comenzaron a crear figuras de porcelana al estilo de las manufacturas del siglo XVIII, como las conocidas figuras de Capodimonte.

Sus figurillas fueron ganando fama y popularidad y, en 1958, tuvieron que trasladar la empresa desde su ciudad natal, Almacera, a un local de mayores dimensiones en la cercana Tavernes Blanques. En ese momento empezzaron a trabajar en la empresa a tiempo completo y tuvieron que contratar a otros artesanos, escultores, pintores e incluso químicos para que les ayudaran con su trabajo.

Ya en 1965, las esculturas de Lladró comenzaron a venderse en países somo Estados Unidos y se hicieron enormemente populares en todo el mundo. A partir de ese momento, Lladró comenzó a despuntar y ganar una increíble fama mundial.

Actualmente, la empresa familiar de porcelana Lladró cuenta con más de dos mil trabajadores en España y comercializa y vende sus creaciones de porcelana fina en todo el mundo.

Cómo valorar una figura de Lladró

Estás son las pautas que debemos seguir a la hora de valorar una escultura de la firma Lladró:

  • Tamaño. Cuanto más grande, más valor. Las piezas de mayor tamaño suelen, ademas, contar con un menor número de reproducciones, incluso algunas son piezas únicas lo que les da todavía más valor.
  • Delicadeza. Aquellas esculturas que cuentan con piezas especialmente delicadas que pueden romperse fácilmente, son más valiosas.
  • Estado de conservación. Es importante que la pieza no tenga daños ostensibles. Algunas pueden tener valor incluso dañadas.
  • Temática de la escultura. Suelen ser más apreciadas aquellas figuras que simbolizan sentimientos o escenas familiares que aquellas de otras temáticas.
  • Rareza. Las piezas únicas son las de mayor valor. También son más apreciadas las ediciones limitadas -marcadas con un numero identificativo en su base- y aquellas composiciones que ha sido ya retiradas y no se fabrican.

¿Cuánto puede costar una figura de Lladró?

El valor de las esculturas de Lladró es muy variable. Las de pequeño tamalo y más comunes se venden por tan solo unos 20 euros. Las piezas más vendidas, generalmente de tamaño mediano, suelen costar entre 75 y 150 euros. Y ya las esculturas más elaboradas, raras y grandes pueden venderse por más de 1.500 euros, existiendo algunas con precios superiores a los 20.000 euros. De hecho, el precio récord de una escultura de Lladró, que fue vendida en una subasta, fue de 130.000 dólares.

Cómo saber que una figura de Lladró es auténtica

La empresa Lladró viene grabando su logotipo oficial en la base de sus esculturas desde 1960. No obstante, conviene saber que dicho logotipo de identificación ha ido cambiando a lo largo de los años.

Logotipos Lladró
  • De 1953 a 1960. Durante esta época las figuras de Lladró se marcaban con una "L" y con las palabras “Valencia”, “España” o “Hecho en España”.
  • De 1960 a 1963. Lladró empezó a imprimir su primer logotipo oficial en la base de las figuras. Durante estos años se incluía también el texto "Lladro España, made in Spain".
  • De 1964 a 1970. Durante está época se eliminó de la marca el texto "España".
  • Desde 1971 hasta la actualidad. Fuen en este año cuando Lladró empezó a utilizar su conocido sello azul fácilmente identificable por los expertos y coleccionistas. El sello incluye el texto "Lladró made in Spain" y su logotipo tiene forma de tulipán.

De cualquier forma, si se tienen dudas, algo bastante posible si se trata de una pieza anterior a 1971, lo mejor es acudir a un tasador experto para que la valore y garantice su autenticidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario